La importancia de una web

Por muy mítico que parezca, si no tienes una web es como si no existieras. O al menos no para la comunidad de internet. Por eso es tan importante contar con un espacio de este tipo. Eso sí,  es tan importante tenerla como mantenerla actualizada. Por lo que debes tener especial cuidado con el diseño corporativo que ofreces.

Ten en cuenta que una página web es como un escaparate que funciona 24 horas al día, 7 días a la semana. Es importante mantener cierta uniformidad, puesto que estoy ayudará a la identificación de la  marca. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que si tu logotipo es rojo y blanco, tu web no puede seguir  tonalidades azules. 

Con el objetivo de mantener una buena imagen en la mente del consumidor, te recomendamos trabajar en aspectos como los mencionados a continuación.

Diseño e identidad corporativa

En el tema del diseño corporativo, construir una comunidad es uno de los detalles más importantes  y uno de los más trabajados. 

La identidad corporativa es, básicamente, la identidad visual de la misma. De forma genérica tiende a afirmarse que es el logotipo. Sin embargo, es mucho más que eso.

La identidad visual genera cierto reconocimiento del público, podría definirse como el conjunto de elementos visuales que conforman la empresa. De tal forma, que los clientes y proveedores crean ciertas expectativas.

Identidad corporativa

Es importante que, si tú te identificas públicamente con ciertos  valores luego tus actos deben ir acorde con esto. Es decir, si tú como empresa te declaras “green”, no contaminas, reduces la cantidad de plástico y reciclas luego no puede salir una noticia diciendo que te has aliado con la mayor empresa contaminante de España. ¿Ves la importancia? Aquí también entra en juego el tema de la reputación online.

La tendencia de las empresas a hacer un marketing más social ha hecho que esta figura cobre muchísima importancia. Si tus actos no concuerdan con tus mensajes te verás afectado, puesto que tus clientes se verán “estafados” al creer que le estaban comprando a otro tipo de empresa que respetaba al medio ambiente.

Usabilidad, el factor más importante de una web

¿De qué sirve una web visualmente atractiva si no la puedo llegar a ver? Exacto. De absolutamente nada. Por eso hay que trabajar en la dualidad entre diseño y funcionalidad.

Además del diseño corporativo, encontramos ciertos aspectos técnicos como el caché, las cookies, la velocidad de carga, los enlaces fantasma que no llegan a ningún sitio, la seguridad del usuario y la nuestra propia como sitio web…

Se debe trabajar en ello, puesto que si no, habremos perdido a un cliente incluso antes de que esté entre a la página.  Nuestra recomendación es la simplificación, cuanto más simple sea, menos problemas te dará. Y más fácil será que tu cliente disfrute de la web.

Con el objetivo de optimizar la experiencia del usuario, es importante prestar atención a su feedback. Si este te dice que el contenido no se carga, será por algo. Busca dónde está el error y soluciónalo cuanto antes o tus visitas seguirán cayendo.  Ten cuidado con la versión para distintos dispositivos, probablemente pienses que se ve perfectamente porque así aparece en tu teléfono. Pero quizás en otro navegador y desde una tablet no se llega a ver nada. 

Contenido, imprescindible en el diseño corporativo

En el diseño web el contenido adquiere más importancia que nunca. Debes ser capaz de proporcionar un contenido atractivo, que le incite a tu cliente potencial no solo a entrar en tu web sino a quedarse un rato, ver qué tipo de productos hay, los métodos de pago, leer algún artículo de blog…

Muchas empresas optan por delegar esta función y contratar a un creador de contenidos. Es imprescindible en cualquier estrategia de marketing. Para ello, se debe conocer muy bien a la audiencia, para proporcionar información que  a este le resulte útil. A su vez, hay que ser capaz de diferenciarse de la competencia, para no producir un texto más carente de información. Debe ser único y original y marcar la diferencia.

Con una buena estrategia de este tipo, aumentarás el tráfico a tu web. Recuerda que el contenido debe ir acorde a tu diseño corporativo, seguir tonalidades, tipografía, diseño gráfico… Ayudará a tu cliente a crear ciertas expectativas y a identificarte más rápidamente.

Reseñas positivas para generar confianza

En el diseño corporativo, generar feedback es muy importante, puesto que hará aumentar la confianza por parte de tus clientes. Si generas opiniones positivas, las personas que están dudando entre comprar el producto o no acabarán adquiriéndolo. Precisamente porque pensarán, si a esta persona le ha ido bien, a mí también.

A su vez, es una forma de crear comunidad. Una empresa sin opiniones es una empresa vacía. 

En el caso en el que recibas una crítica negativa, nuestra recomendación es que mantengas la calma. Responde con profesionalidad, pregunta cuál ha sido el fallo y muestra tu disposición para ayudar. Si pierdes los nervios, acabará teniendo una repercusión negativa y además, quedará registrada la queja y será visible para todo el mundo.

Sin contacto no hay venta

Puede parecer obvio que es imprescindible que en tu web aparezca un apartado para contactar. Pero lo cierto es que muchas páginas lo tienen bastante escondido. Al final se  trata de que a través de un diseño atractivo se le facilite la vida al cliente. Si tapamos nuestra forma de contacto o esta ni siquiera existe, probablemente, no habrá venta.

Numerosas webs tienen el icono hacia las redes sociales pero al pinchar resulta que no existe enlace o que este está roto. Tampoco sirve de nada ponerlo si no funciona. Ocurre lo mismo con los enlaces hacia Google Maps con la dirección física.

Así que, sin contacto no hay venta y es algo que debes tener muy en cuenta a la hora del diseño corporativo de tu web.

Con todos estos consejos, estamos seguros de que tendrás una página de lo más atractiva y tu diseño mejorará notablemente.